HABITANDO EL ESPACIO DOMÉSTICO: LA RUKA, CHUMLEN TA MONGEN, RUKA MEW.

"En la ruka antes eran felices, mientras la dueña de casa tejía, el esposo se sentaba cerca del fogón y cantaba, tocaba su kultrung, cantaba sus canciones que componía, que componían ellos mismos. No se decía cantar, sino que era el ülkantun. También estaba el kollagtün. Era bonito esa parte cuando llegaban a la ruka, un vecino, con mucho respeto, porque en el mapuche, también se clasificaba a la persona. El que tenía más sabiduría, el de mejor situación. Esa persona era muy respetada, llegaba a la ruka y le ponían en la mejor ubicación. Con un asiento blando, con hartos choapinos. Le ponían el wangku más grande, y ahí comenzaba la conversación que duraba su media hora". Juan Bautista Caripán, Traitraico 2001.

Clic sobre la imagen para ver la galería...

HABITANDO EL ESPACIO DOMÉSTICO: LA RUKA, CHUMLEN TA MONGEN, RUKA MEW.